Nuestra HistoriaAlgo que compartir.

El comienzo…

Trabajé entusiasmado desde niño en el restaurante familiar, hasta que por diversas circunstancias fue imposible sostener aquella ilusión. Pasé por diferentes fases, sin perder nunca la esperanza de recuperar algún día lo que a temprana edad descubrí era mi gran pasión. Fue así como conocí mi verdadera Esperanza, a mi Esperanza, mi mujer; la que siempre me alentó e hizo posible que trabajara para lograr mis sueños. Uno de ellos es poder vivir como quise desde niño: cocinando para los demás.


Hoy en día.

En la actualidad, me encuentro en facultades de poder ofrecer lo que siempre quise: un sitio donde la comida de mi niñez y la puesta en práctica de todo lo aprendido fuera posible. Y todo ello con la calidad como bandera, porque eso es lo que desde siempre nos han dado nuestras madres y abuelas. Siguiendo su ejemplo, eso mismo ofrecemos en Trianilla: la comida servida como en casa, con materias primas compradas y elaboradas al día. Es así como intentamos lograr que nuestra Trianilla sea la tuya.

Fran, Chef